Al paso del año…

Nadie puede evitar una sensación de nostalgia: se ha ido un año más de la cuenta con la que Dios nos ha dotado para vivir esta vida.  Al mismo tiempo, la ilusión y la esperanza: el año próximo, 2018, seré mejor, me esforzaré más, trabajaré por la casa común, por el bien de los otros, por Cristo en los pobres…

Promesas que, a veces, sirven para calmar un poco el desasosiego del deber incumplido, la presencia rota, el olvido, la falta de verdad, esos pecados veniales con los que vamos cargando la barca (pensando que no la hunden).  Quizá la decisión tantas veces aplazada sea ésta: pasar del “quisiera” al “puedo en mi debilidad y con la ayuda de la Gracia”.

Leer el resto de la entrada »

Abrir la puerta a Jesús

Un soneto de Lope de Vega me ha acompañado en varias navidades en El Observador.  No sé en cuantas.  Pero cada vez que llega el invierno, y revivo el milagro de la Encarnación, lo quiero repetir, compartir, hacerme a la idea de que si bien soy ése que se queda dentro, en esta ocasión le abriré al Maestro.  Y el entrará en mi casa y cenará conmigo…

¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras?
¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,
que a mi puerta, cubierto de rocío,
pasas las noches del invierno oscuras?

Leer el resto de la entrada »

Elogio a la tradición

Acelerados por la novedad digital hemos cambiado el modelo de vida que aún persistía en la generación de nuestros padres.  Para ellos –quizá aún para alguno de nosotros—lo mejor era lo que permanecía.  Ahora mismo, lo mejor es lo que cambia, lo que me permite estar, momentáneamente, en “la cresta de la ola”.

La Navidad en México está volviéndose una “fiesta”.  Y la “fiesta” trae consigo no solo la alegría de salir de lo cotidiano, sino el consumo, el alcohol, la parranda, la irresponsabilidad “legítima”, el echar a andar el mecanismo del “ahí se va, al cabo a ver cómo lo arreglamos mañana”.  Ya hay letreros, muy cercanos a los estadounidenses, que nos desean “Felices Fiestas” (“Happy Hollydays”) en lugar del “Feliz Navidad” de siempre.

Leer el resto de la entrada »

Medianera de amor

¨¿A quién debe pues mayor amor (América Latina entera) que a esta Medianera de amor de todos los hombres, que nacida en tierra de México es medianera de amor entre lo Infinito y la humanidad entera?”.

Así termina, un poco modificado por un servidor, sus Páginas sobre la Virgen de Guadalupe.  La evangelización de los indios (Editorial Jus) don Ezequiel A. Chávez, en un escrito de 1934.

Leer el resto de la entrada »

El mensajero es el mensaje

Un viejo dicho de los estudiosos de la comunicación es el acuñó el sociólogo canadiense (y católico) Marshall McLuhan: “El medio es el mensaje”.  Frente al “Acontecimiento Guadalupano”, y para entender la actualidad del mensaje de la Virgen de Guadalupe a los mexicanos, a todos los cristianos, habría que transformar ese dicho en el siguiente: “El mensajero es el mensaje”.

Leer el resto de la entrada »

Del grito a la acción

¡Viva Cristo Rey! fue el santo y seña de los cristeros.  Incluso al momento de ofrecer su pecho a los fusiles del “supremo gobierno”.  En el paredón era donde probaban su fe.  Hoy el paredón es otro.

El reinado de Cristo ya no se testimonia a balazos, sino en la vida cotidiana.  Ir en contra de la corriente es el martirio moderno, diría el Papa San Juan Pablo II.  Y Santa Teresita recordaba, una y otra vez, que los nuevos santos, los de nuestra época, estarían insertos en el mundo.

Leer el resto de la entrada »

Obras y amores

Con su acostumbrado taladro contra la mundanidad cristiana, el Papa Francisco instituyó este 33º Domingo del tiempo ordinario la Jornada Mundial de los Pobres. Su mensaje comienza (sin la menor señal de anestesia) citando una frase del discípulo amado: «Hijos míos, no amemos de palabra y de boca, sino de verdad y con obras» (1 Jn 3,18).

El refranero popular, tan lleno de sabiduría, recogió el consejo y lo solventó subrayando que “obras son amores y no buenas razones”. 

Leer el resto de la entrada »

Volver al origen

Déjeme compartir con usted la entrada de un reciente artículo que leí en La Crónica: “En los próximos 38 años se perderán hasta 14 millones de empleos en Latinoamérica por la implementación de la tecnología que provocará que la mano humana sea reemplazada por la automatización, los robots y la expansión de tecnologías como la inteligencia artificial, de acuerdo con analistas y estimaciones de la Comisión Económica para América Latina”.

Leer el resto de la entrada »

La paz es posible

Para nadie es un secreto que en América Latina y El Caribe se acumula la mayor reserva del catolicismo en el mundo. Brasil y México encabezan la lista de los países con mayor número de católicos del planeta. Y Estados Unidos, actualmente el cuarto lugar tras de Filipinas, le debe mucho de su expansión católica a la región.

Sin embargo, un vistazo a las cifras de violencia y deterioro del tejido social echa por la borda cualquier tipo de optimismo. En México, Honduras, Colombia y Venezuela, por citar un ejemplo, se encuentran las ciudades más violentas de la Tierra, con una tasa increible de homicidios por cada 100,000 habitantes.

Leer el resto de la entrada »

Otra vez elecciones

La prensa se hace agua la boca con las próximas elecciones, las más grandes que se hayan celebrado en México. No solo por la cantidad de mexicanos que somos, sino también porque son (más o menos) concurrentes: elegiremos al mismo tiempo miles de puestos políticos. Es decir, forjaremos miles de nuevas fortunas en el país. Y esto es lo que duele.

Duele constatar a diario que la política ha derivado en una forma de enriquecimiento personal (salvo contadas excepciones) contrariamente a lo que es:

Leer el resto de la entrada »