Hay salida

Una película muy famosa, con Charlton Heston como protagonista, se llamó en español “Cuando el destino nos alcance” (1973).  Aunque se trataba de un futuro donde no había alimentos y una sola compañía decidía sobre vida y muerte de 40 millones de neoyorquinos que habitaban la urbe en 2022, lo cierto es que advertía –si se quiere de una manera exagerada— los riesgos de un poder que desprecia la dignidad de las personas y las desecha en cuanto “dejan de servir”.

Leer el resto de la entrada »

Podemos ser la paz

La Jornada Mundial de Ayuno y Oración por la Paz, convocada por Francisco para el viernes 23 de febrero, nos interpela, ese día y ojalá en adelante, a ser protagonistas de un mundo de paz.

Frente al panorama de guerra, violencia, tráfico de personas, drogas, armas, niños explotados, mujeres maltratadas, ancianos abandonados, hambre, terrorismo, persecución religiosa y deterioro ambiental, amenaza nuclear y calentamiento global, pareciera que la paz solo es posible si los políticos cambian.

Leer el resto de la entrada »

Cuarenta días para cambiar tu historia

La Cuaresma es un «tiempo fuerte» de la Iglesia; un tiempo que invita a la conversión, al desprendimiento, a la compasión y a la caridad. El camino de este desierto cuaresmal comienza con la ceniza y acaba con la Cena del Señor. Recuerdo de que somos polvo, sí, pero que en ese polvo que somos llevamos la impronta de Dios, su aliento, su promesa de salvación.

Leer el resto de la entrada »

Tú decides (cómo construir la democracia)

Tenemos una enorme responsabilidad este 1 de julio de 2018: votar por el bien posible y olvidarnos de votar por el mal menor. ¿Cómo es eso?

Actualmente, no hay foro donde no se discutan las elecciones de este año. Todos nos hemos convertido en politólogos, adivinos o investigadores, pero la mayoría nos nutrimos con noticias falsas, noticias que crean división y encono: que si a López Obrador no lo va a dejar llegar Estados Unidos; que si Anaya es un desleal; que si a Meade lo van a quitar de candidato…

Leer el resto de la entrada »

Una América grande

El séptimo viaje pastoral que ha hecho Francisco a América fue impresionante.  Primero, por los retos que tuvo que enfrentar: dos iglesias –la de Chile y la de Perú—duramente cuestionadas por casos de pederastia y abuso sexual y, segundo, por enfrentar la esperanza puesta en él de pueblos que han sufrido sinfín de desastres naturales, políticos y económicos.

Lejos de amilanarse, Francisco se ha ido a meter a Puerto Maldonado, en la Amazonía, para hablar con los pueblos originarios; se fue al barrio de Buenos Aires, en Trujillo, para abrazar a los miles de damnificados que el fenómeno del Niño Costero dejó en el norte de Perú; en Santiago habló con víctimas de abuso y con víctimas de Pinochet, en Iquique, bajó del papamóvil para atender a una carabinera que se cayó del caballo al paso de su comitiva…

Leer el resto de la entrada »

Periodismo y catolicismo

Exactamente un día como hoy, 21 de enero, pero de hace 65 años (el mismo año de su trágica muerte en un accidente de aviación) el insigne periodista queretano Carlos Septién García (1915-1953) dictaba una conferencia magistral sobre “Medio de cultura y misión social”, en el Primer Congreso Nacional de Cultura Católica, celebrado en la ciudad de Guadalajara.

Como no podría ser de otra forma –llevaba el periodismo y el catolicismo en los más profundo de su alma—el “medio de cultura” era el periódico, más aún, el periódico católico;

Leer el resto de la entrada »

El demonio de las divisiones

Los cristianos estamos divididos; los pueblos están divididos, los políticos están divididos; las familias se hacen la guerra…  Ojo, ésa es la visión terrorista que quieren sembrar lo modernos zares de la intoxicación social; los “hackers” de hoy en día (muchos miran a Rusia), quienes tienen dos maravillosas herramientas para lograr el propósito del descrédito a todo lo que es bueno: las redes sociales e Internet, y la credulidad bobalicona de millones de usuarios que les dan la importancia que le daban los antiguos griegos al oráculo.

Hoy dedicamos El Observador a responder la pregunta (para muchos, fatigosa e inútil) sobre qué tan unidos estamos los cristianos.

Leer el resto de la entrada »

Paz, migrantes y refugiados

Cada víspera e inicio de año, los adivinos nos disparan una serie de predicciones que, normalmente, quedan en eso: en dichos sin sustento.  Los horóscopos y sus seguidores dan augurios que halagan al que es Escorpión, Libra, Géminis…  Los economistas hablan de crecimiento –que jamás se da—y los politólogos de catástrofes, que siempre son peores.

Solamente la Iglesia habla de paz. 

Leer el resto de la entrada »

Al paso del año…

Nadie puede evitar una sensación de nostalgia: se ha ido un año más de la cuenta con la que Dios nos ha dotado para vivir esta vida.  Al mismo tiempo, la ilusión y la esperanza: el año próximo, 2018, seré mejor, me esforzaré más, trabajaré por la casa común, por el bien de los otros, por Cristo en los pobres…

Promesas que, a veces, sirven para calmar un poco el desasosiego del deber incumplido, la presencia rota, el olvido, la falta de verdad, esos pecados veniales con los que vamos cargando la barca (pensando que no la hunden).  Quizá la decisión tantas veces aplazada sea ésta: pasar del “quisiera” al “puedo en mi debilidad y con la ayuda de la Gracia”.

Leer el resto de la entrada »

Abrir la puerta a Jesús

Un soneto de Lope de Vega me ha acompañado en varias navidades en El Observador.  No sé en cuantas.  Pero cada vez que llega el invierno, y revivo el milagro de la Encarnación, lo quiero repetir, compartir, hacerme a la idea de que si bien soy ése que se queda dentro, en esta ocasión le abriré al Maestro.  Y el entrará en mi casa y cenará conmigo…

¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras?
¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,
que a mi puerta, cubierto de rocío,
pasas las noches del invierno oscuras?

Leer el resto de la entrada »