Conservar y trasladar

En marzo de 1519 se celebró en Cozumel la tercera Misa en el actual territorio mexicano. Según cuenta Bernal Díaz del Castillo, ésta fue la primera Misa con asistencia de los indígenas. Oficiada por el padre Juan Díaz, el cronista de Hernán Cortés señala que «el cacique y todos los indios estaban mirando con atención» lo que sucedía en el altar improvisado. Continuar leyendo

De Francisco a Francisco

Hace exactamente 800 años, Francisco de Asís, en una empresa que parecía imposible y bajo su propio riesgo, fue a llevar a Egipto, durante las Cruzadas, el Evangelio al sultán de los musulmanes. A principios del próximo mes de febrero, en otra visita que a sus críticos les parecerá inútil, el Papa Francisco va a los Emiratos Árabes Unidos. Continuar leyendo

Amistad auténtica

Llegó a su fin el Sínodo de los Jóvenes.  En un mes no se puede cambiar todo.  Lo que sí queda claro es que la Iglesia católica comenzó a escucharlos.

Antes había “temas-tabú”; hoy no se puede ni siquiera pensar que en la agenda de la Iglesia existan “realidades de las que es mejor mirar a otro lado”.  La explosión de las redes sociales y la sociedad digital no permiten que existan compartimientos a los que solo puedan entrar los “elegidos”. Continuar leyendo

¡Silencio, por favor!

Lo digo con todas sus letras (enójese quien se enoje): ya estoy harto de tanta testarudez y cháchara en contra del Papa Francisco.  Que si es de izquierda, peronista, marxista, socialista, masón, rojo, desquiciado; que si atenta contra la historia de la Iglesia, le abre la puerta a los homosexuales, a las lesbianas, a los transexuales, a la Eucaristía para los divorciados vueltos a casar por lo civil, a la Iglesia de China, a los dictadores populistas, a Cuba, a Maduro, a los pecadores, a los jóvenes contestatarios (el arzobispo de Filadelfia quería que cancelara el Sínodo de la Juventud que empezó ya en el Vaticano), etcétera. Continuar leyendo

A ver si queda claro

Se acaban de filtrar unas cartas escritas por el Papa Emérito, Benedicto XVI, presumiblemente dirigidas al cardenal Walter Brandmüller, quien recientemente había criticado la renuncia del Papa Ratzinger en una entrevista con el Frankfurter Allgemeine Zeitung.

El título elegido por Benedicto XVI, el de Papa Emérito, le causó escozor al purpurado alemán, quien no tuvo empacho en decir que esa figura no existe, que Benedicto XVI se la inventó y que eso ponía en entredicho 2,000 años de la Iglesia católica. Continuar leyendo