0

Así se baten los cristianos

La conmemoración de la batalla de Lepanto no tiene otra finalidad sino la de mostrar cómo, en un tiempo determinado, los cristianos tenemos que enfrentar los ataques en contra de la fe: exponiéndonos y exponiendo nuestro sistema de seguridades mundanas.

En otras palabras, haciendo bien la caridad, las obras de beneficio social, las obras de arte, como antaño las batallas navales.  Confiando en Dios, sí, pero también haciendo que nuestra fe implique la existencia entera. Continuar leyendo

¡Silencio, por favor!

Lo digo con todas sus letras (enójese quien se enoje): ya estoy harto de tanta testarudez y cháchara en contra del Papa Francisco.  Que si es de izquierda, peronista, marxista, socialista, masón, rojo, desquiciado; que si atenta contra la historia de la Iglesia, le abre la puerta a los homosexuales, a las lesbianas, a los transexuales, a la Eucaristía para los divorciados vueltos a casar por lo civil, a la Iglesia de China, a los dictadores populistas, a Cuba, a Maduro, a los pecadores, a los jóvenes contestatarios (el arzobispo de Filadelfia quería que cancelara el Sínodo de la Juventud que empezó ya en el Vaticano), etcétera. Continuar leyendo

A ver si queda claro

Se acaban de filtrar unas cartas escritas por el Papa Emérito, Benedicto XVI, presumiblemente dirigidas al cardenal Walter Brandmüller, quien recientemente había criticado la renuncia del Papa Ratzinger en una entrevista con el Frankfurter Allgemeine Zeitung.

El título elegido por Benedicto XVI, el de Papa Emérito, le causó escozor al purpurado alemán, quien no tuvo empacho en decir que esa figura no existe, que Benedicto XVI se la inventó y que eso ponía en entredicho 2,000 años de la Iglesia católica. Continuar leyendo

Son siempre iguales

A GUILLERMO GONZÁLEZ CAMARENA, in memoriam

Estoy absolutamente convencido de que los enemigos del Papa Francisco al interior de la Iglesia son los mismos enemigos de san Francisco de Asís: aquellos que tanto miedo le tienen a una misericordia que lo entiende todo, lo perdona todo, lo soporta todo.  Como el amor, en la Carta a los Corintios. Continuar leyendo