0

Carta a un católico avergonzado

Estimado amigo: como tú, yo también he quedado estupefacto con el informe de Pensilvania, con la conducta del ex cardenal McCarrick, con la protección de obispos a pederastas, con el abuso a jóvenes seminaristas y, si mucho me apuras, me he quedado atónito con la carta del arzobispo Viganò, en la que pide, ni más ni menos, la renuncia del Papa por no hacer nada para parar la crisis de homosexualidad que, según Viganò, recorre la Iglesia, sobre todo en Estados Unidos. Continuar leyendo

Sacerdote con olor a cuadrilátero

fraytormentaMéxico ha sido muy fértil en luchadores profesionales. Los sobrenombres de estos personajes son leyenda.   “El Santo”, a la cabeza de todos.   Y su eterna rivalidad (que es la eterna rivalidad del santo de a pie) con “Blue Demon”, “El Demonio Azul”.

El deporte de los costalazos atrae a una variopinta multitud, casi siempre del grupo mayoritario de nuestro injusto país. Continuar leyendo

La belleza que salva

padre-panchito-josefinosLos medios de comunicación en México siempre nos quieren imponer la figura del sacerdote como una especie de varón frustrado, regañón, misógino, entregado a turbias intenciones.  Pobres; creen que su exiguo poder puede matar la belleza que salva e imponerle la crudeza ramplona del narcisismo consumista.  El sacerdote nos enseña el camino de la alegría; los medios comerciales, el camino de la nada. Continuar leyendo

El único Justo

donjustolopezmelusLa vez primera que entró en mi oficina de El Observador fue como un huracán diciendo que pertenecía a una familia de cuatro sacerdotes, que el Papa los había recibido más veces que yo y que el Padre Prisci leyó uno de sus libros y le ayudó en sus homilías como ninguno otro.

Le dije que muy buenos días, que con quien tenía el gusto. Ahí comenzó una fecunda amistad y una gozosa colaboración entre el recientemente fallecido sacerdote español don Justo López Melús y el que escribe estas líneas. Continuar leyendo

Necesidad

manosHace muchos años -en noviembre de 1982-compré y leí con avidez un libro del brasileño Manuel Bandeira: Evocación a Recife y otros poemas. Uno de ellos se me quedó grabado. Es simple, directo, emocional y aterrador:

Ayer vi un animal / en el basurero del patio / buscando comida entre los desechos // Cuando encontraba algo / no examinaba ni olía / tragaba con voracidad // El animal no era un perro / no era un gato / no era una rata // El animal, Dios mío, era un hombre. Continuar leyendo

Héroes

Hay que decirlo de una buena vez: el abuso sexual a menores no tiene relación alguna con el celibato sacerdotal. Y no es porque yo lo piense (siempre lo he pensado), sino porque así lo demuestra la tercera y última investigación sobre este y otros temas (como el de la homosexualidad) que mandó a hacer la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, cuyas conclusiones son absolutamente válidas para el sacerdocio universal. Continuar leyendo

¡Investiguen!

He recibido una carta enviada desde Angola por el padre  misionero salesiano don Martín Lasarte a The New York Times.  (Aquí la pueden leer completa)… por si desean copiarla y distribuirla.

El padre Lasarte habla primero del dolor «por el profundo mal que personas que deberían de ser señales del amor de Dios, sean un puñal en la vida de inocentes», para después pasar revista a la exageración de la noticia de un sacerdote pedófilo en Australia, hace 40 años y otro en Alemania, hace 20 años… Eso es noticia, dice el misionero salesiano, y no lo que, de verdad, es noticia. 

Continuar leyendo