RSS FeedÚltima Entrada

Sin juego, con pantalla

Los niños ya no juegan, ven una pantalla.  Hagamos un breve repaso de lo que las pantallas muestran.  Violencia: los contenidos de violencia son cinco veces más frecuentes en los programas para niños que en los programas para adultos.  Sexo adelantado: el promedio de horas de Internet es de 6 horas por mexicano al día.  Los niños comienzan a entrar a los 8 años de edad.  Y tienen disponibles, prácticamente sin restricciones, mil 500 millones de páginas pornográficas. Leer más..

Entradas Recientes

“Cultura” letal

En su libro En Busca de lo Real Perdido (Amorrortu, 2015) el filósofo, matemático y novelista francés Alain Badiou escribe lo siguiente: “Un síntoma interesante de nuestra sociedad es que el escándalo es en general un escándalo de corrupción. Resulta bastante curioso que la corrupción genere escándalo, ya que podríamos sostener que la sociedad está corrompida desde la A hasta la Z”.

Ciertamente en México pareciera ser que solamente existen los casos de corrupción política y algunos —pocos— de corrupción deportiva. Y esos son el motivo de escándalo de los medios. Pero, como dice Badiou, “resulta bastante curioso” porque la sociedad mexicana está corrompida hasta más allá de la Z, por así decirlo. Leer más

Cada “Lázaro” es un don: una llamada a la conversión desde el rincón más triste de África

Muy pocas veces un misionero occidental encuentra rincones como Gode, en Etiopía para poder llevar a Cristo: las dificultades son enormes.  Las diferencias parecerían insalvables.  Pero, para el padre Cristopher Hartley, pareciera ser que las distancias, las diferencias, los problemas y las resistencias no son obstáculos, sino acicates del Evangelio.

¿Cómo llegaste hasta aquí?

Habíamos estado reunidos un buen rato en el locutorio de las hermanas Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa de Addis Abeba. Allí estaban conmigo la hermana Nirmala, Superiora General de las Hermanas de la Madre Teresa y la hermana Regional para Etiopía. La conversación giraba en torno a un ofrecimiento muy sencillo de mi parte: “Hermana Nirmala, ¿Sabe usted en estos momentos de algún lugar de la tierra donde no hayan podido fundar por falta de sacerdote? Si lo hay, sepa que – sea donde sea – yo me ofrezco”. Leer más

Hambre, África, nosotros

En pleno siglo de la información global, es difícil, casi imposible, que no sepamos lo que pasa en África.  Sin embargo, casi siempre nos encogemos de hombros: “África está muy lejos”.  Luego, procuremos consolarnos con este razonamiento: “Mejor ayudo aquí”.  Finalmente, ni allá ni aquí.

Es el Domingo de la Misericordia, instituido por San Juan Pablo II para recordarnos que Cristo sigue sufriendo persecución, exilio, hambre y sed. La Misericordia del Padre –esa que nos fue regalada y que nos hace tener esperanza—pide, exige convertirse en obras concretas.  Leer más

Misericordia: un regalo para regalar

Tal vez digamos: “África está muy lejos”.  Luego, procuremos consolarnos con este razonamiento: “Mejor ayudo aquí”.  Finalmente, ni allá ni aquí.  Este Domingo de la Misericordia.  El Observador posibilita una oportunidad de aliviar la emergencia material y espiritual de un continente que grita ¡ayuda! en diversos idiomas.

La Misericordia de Dios es un regalo que todos recibimos gratis.  Y los cristianos –para hacer creíble nuestra fe—debemos devolverlo de forma objetiva: que se vea, que se sienta.  Más aún, que se vea y se sienta en aquellos que ni nos conocen ni nos podrían conocer jamás.  Leer más

¿Quién soy yo en la Resurrección?

El sepulcro vacío y los días posteriores al domingo en que Jesús resucitó, tocaron hondamente a los que lo vieron.  Está su testimonio.  Muchos, finalmente, creyeron.  San Pablo lo dice con claridad: si Él no hubiese resucitado, vana sería nuestra fe.  Un bonito cuento ético.  Una historia de amor culminante.  Un programa de vida.  Y nada más.

Ante el Resucitado, ¿quién de todos los actores soy?  La respuesta típica: los discípulos de Emaús.  Pero ellos sintieron arder su corazón cuando el peregrino les explicaba las escrituras y más aún cuando partió en su mesa el pan.  ¿Ardo yo en celo por el Evangelio?  Y cuando parte para mí el pan en el altar, ¿siento esa urgencia de ir a contarlo a todo el mundo? Leer más

Vuelo 77

Con casi 16 años de distancia, el FBI acaba de sacar a la luz una galería fotográfica del impacto del Vuelo número 77 de American Airlines, secuestrado por cinco terroristas islámicos y desviado de la ruta Washington-Los Ángeles para estrellarlo en el Pentágono, aquel 11 de septiembre de 2001.

La prudencia del Buró Federal de Investigaciones para publicar las fotos hasta ahora tiene una lógica militar. Proteger la vulnerable caparazón de seguridad que presume Estados Unidos. Que golpearan las Torres Gemelas podía pasar. Pero ¿que golpearan el Pentágono? Leer más

¿Quién soy yo en la Pasión?

Durante todo el relato de la Pasión se presenta una galería de personajes que componen un gran fresco de la miseria humana.  El colosal sacrificio de Jesús se topa con Ben-Tovit (personaje del cuento de Leónidas Andreyev): un comerciante de Jerusalén que mira el Viacrucis desde la azotea de su casa, abrumado por un dolor de muelas pasajero.

En aquellos días tremendos en que flagelamos, escupimos, crucificamos a Dios hecho hombre y hoy mismo, cuando le volvemos la espalda porque “el padrecito dijo un sermón aburrido”, nuestra soberbia sigue sin encontrar límites.  Seguimos siendo los mismos traidores, los mismos miedosos, los mismos infieles…   Somos lo que somos.  Es decir, frente a Cristo, muy poca cosa… Leer más

¿Se puede medir la felicidad?

Como cada año, en los últimos cinco, después de haber iniciado en Bután como una especie de medición del Producto Interno Bruto de la Felicidad, acaba de ser publicado, en el marco del Día Mundial de la Felicidad (20 de marzo), el “World Happiness Report” (“Reporte Mundial de la Felicidad”).

Respaldado por la Organización de las Naciones Unidas, el Reporte hace un recuento, a partir de siete reactivos —cuidados, libertad, generosidad, honestidad, salud, ingresos y buena gobernanza— de 155 países y mediante los cuales (aunque parezca imposible, pues cada quien tiene una idea diferente de lo que significa “ser feliz”) presenta el ranking medible de felicidad. Leer más

¿Qué hay detrás de un terrorista?

La respuesta a la pregunta que da título a esta colaboración es múltiple, variada, pero paradójicamente similar: el terrorismo islámico es una “respuesta” tangible para quienes no le encuentra sentido a la vida. A la vida personal y, desde luego, a la vida de los que se llevan entre las espuelas.

Tomemos el último de los casos, es de Khalid Masood, el terrorista del atentado de Westminster, en Londres. Era un buen tipo, nacido y criado en Inglaterra, colaborador con los suyos en la primaria, en la secundaria, en la prepa. Nadie le conoció tendencias violentas. Hasta que había cumplido ya los 50 años y vio que en darle muerte a los “infieles” obedeciendo órdenes (“el que obedece no se equivoca”, pareciera ser, a rajatabla, la esencia de estos actos incomprensibles) era lo suyo. Leer más