La crisis del plástico

La ciudad de Querétaro es, a partir del primero de agosto, y según dicen sus autoridades, la primera ciudad latinoamericana en prohibir el uso de bolsas de plástico en los comercios, las pequeñas tiendas y los supermercados.

La medida ha sido antecedida por una intensa campaña cuyo lema es bastante pegajoso y que manifiesta la necesidad ciudadana de poner su granito de arena en la conservación del medio ambiente: “¡Sin bolsa, por favor!”. Continuar leyendo

Vivir “de prestado”

La crisis que vivimos en esta cuesta de enero no es de antier.  Viene de muchos años atrás.  ¿Cuántos?  Desde que la Revolución se bajó del caballo y se volvió institucional.  Antes eran las balas las que arreglaban las cuentas.  A partir de la década de los cuarenta del siglo pasado, son los planes, los mitos, las mentiras convertidas en verdades y las verdades convertidas en secretos.

En octubre de 1995, al recibir la Medalla Belisario Domínguez, el historiador mexicano Miguel León-Portilla advirtió, en presencia de los senadores y del presidente (Ernesto Zedillo) el riesgo que estaba corriendo México de “vivir de prestado”.  Vivíamos –y vivimos—“de prestado”, mandando casi 30 millones de mexicanos a encontrar oportunidades de trabajo y vida digna a Estados Unidos.  Continuar leyendo

1

A mi modo de ver

… estamos en el vértice de una de las encrucijadas más complejas de nuestra historia moderna.  Por un lado, la amenaza del nuevo gobierno de Estados Unidos; por el otro, la incuestionable corrupción que carcome todos los espacios de la nación mexicana.  Y, mirando las noticias, la crisis de valores fundamentales en que se suceden asesinatos, violaciones, robos, ultrajes (las mujeres son recipiente de una agresividad insospechada), desviaciones de fondos por los políticos, apología de la violencia, tráfico de armas y ausencia general de orden, de ley, de amor por el prójimo, de respeto y ayuda al más pobre… Continuar leyendo

Un día, las bienaventuranzas, se cumplirán

JoseAntonioPagolaEl libro de José Antonio Pagola Jesús y el dinero (PPC, 2013), representa una lección para discutir entre nosotros, con nuestras familias, sin importar de cuántos recursos disponemos. También para los gobernantes, nuevos y viejos; para los que estén interesados en servir a la gente, no en servirse de la gente.

Parte del hecho siguiente: la crisis que vivimos no es nada más una crisis económico-financiera: es una crisis de humanidad. Hoy menos que nunca estamos dispuestos a padecer-con el otro. Continuar leyendo

El Chapo como personaje

chapoMe llamó poderosamente la atención cómo fue presentada por el Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, la fuga del Chapo del penal de alta seguridad del Altiplano. Sin la menor muestra de desánimo, el Comisionado narró el guión de una película de Hollywood.

Un kilómetro y medio de túnel; lo ancho, lo alto, las herramientas, la motocicleta y los rieles, de dónde a dónde iba. Solamente le faltó declarar que el señor Guzmán Loera estaba pasando a la leyenda, como Chucho el Roto o Pancho Villa. Continuar leyendo

Restos del Naufragio

España y muchos otros países europeos, así como Estados Unidos, atraviesan por una enorme crisis económica que puede hacer estallar la de por sí muy débil economía mundial. Cuando se sientan a pensar en el por qué, los gurús de la política, de la economía, de las finanzas, se olvidan de lo esencial: de que solamente es la familia estable –papá, mamá e hijos—la que puede consolidar una sociedad. Continuar leyendo

La Iglesia apoya en la lucha contra el crimen

Una entrevista con Jorge Traslosheros, doctor en historia e investigador de la UNAM. Hace unas semanas, el presidente de México, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, se reunió con importantes líderes religiosos del país para tratar de delinear en conjunto una estrategia de combate al crimen organizado y, particularmente, al narcotráfico.

Continuar leyendo

Fidelidad

FidelidadLos pecados contra el sexto mandamiento se han multiplicado, incluso dentro de la propia Iglesia católica. Es una pena, una terrible pena. Pero se explica (aunque no se justifica) por la atmósfera súper erotizada que han creado los medios de comunicación. Todo vale con tal de que cumpla con acrecentar mi propio placer. Usar al otro, hacerlo objeto de mis apetencias, destruir la familia, acabar con la virtud, con el valor, con la práctica de la fidelidad…

Continuar leyendo