0

Los venezolanos necesitan de Latinoamérica, ¡ahora!

La crisis de Venezuela es un «desafío inédito para la región, para los países miembros de la OEA y el resto de la comunidad internacional»

La Organización de Estados Americanos (OEA), ha emitido una importante alerta sobre la actual crisis de migrantes y refugiados venezolanos que debe ser escuchada por todas las naciones del continente americano, puesto que, según el Informe sobre la Crisis de Migrantes y Refugiados Venezolanos en la Región, elaborado por el Grupo de Trabajo de este organismo multilateral, se trata de una crisis «que no tiene precedentes en la región».

El Informe, de casi cien páginas, refiere que a junio de 2019 aproximadamente cuatro millones de venezolanos han huido del país, lo cual representa 13 por ciento de la población total de esta nación sudamericana. «A nivel mundial –relata el trabajo de la OEA—solo Siria, que ha padecido una guerra por más de ocho años, supera a Venezuela en el flujo de migrantes y refugiados».

La mayoría de estos migrantes y refugiados venezolanos, por obvias razones de cercanía, se encuentran avecindados en Colombia (1.3 millones), Perú (768,100), Chile (288,800) y Ecuador (263,000). En términos absolutos, estas cuatro naciones concentran 65 por ciento de los venezolanos que han abandonado, fruto amargo del chavismo, los últimos años su país.

Cinco mil venezolanos huyen cada día

Los otros países a donde, mayoritariamente, han ido a parar los migrantes y refugiados venezolanos son Brasil, Argentina, Panamá, Trinidad y Tobago, México, Guyana, República Dominicana, Costa Rica, Uruguay y Paraguay. Sin embargo, en las islas de Curazao (26,000 venezolanos) y Aruba (16,000) representan, en cada una, 15 por ciento de la población total, siendo ésta la más alta proporción en la región.

«A pesar de no padecer un conflicto bélico ni una catástrofe natural, 5,000 venezolanos huyen a diario», relata el Informe de la OEA, cuyo Grupo de Trabajo, tras entrevistarse con cientos de migrantes y refugiados encuentran que son la escasez de alimentos y medicamentos, el colapso económico, la híper inflación (de 10 millones por ciento), la violación sistemática y generalizada de los derechos humanos, la violencia, la carencia de servicios básicos y la tasa de homicidios (81 asesinatos por cada 100,000 personas), las causas determinantes del exilio.

«De no haber una solución política, económica y social al corto plazo que permita el acceso a alimentos y medicamentos, la disminución de los índices delictivos, la recuperación del Estado de Derecho que garantice plenas libertades al ciudadano, evitando persecuciones generalizadas y una mejora en la economía, las estimaciones son que para finales de 2019 pudiese haber entre 5.3 y 5.7 millones de migrantes y refugiados venezolanos y para 2020 entre 7.5 y 8.2 millones».

Otorgarles un estatus diferente

Con la realidad cruda de fondo, el Grupo de Trabajo de la OEA ha recomendado que a los venezolanos «se les debe otorgar el estatus de refugiados a nivel regional», toda vez que la Declaración de Cartagena establece que un refugiado es una persona que huye de su país porque su vida, su seguridad o su libertad están en peligro. Y en Venezuela, la vida, la seguridad y la libertad con Nicolás Maduro al frente del país, están en inminente peligro.

La solidaridad latinoamericana con los venezolanos que huyen del chavismo ha sido patente: según la OEA, 1.8 millones de migrantes y refugiados de este país han obtenido protección temporal, lo que les da acceso a salud, educación y oportunidades de trabajo. «Sin embargo, dice el Informe, cerca de dos millones de venezolanos están en condiciones de irregularidad o corren el riesgo de estarlo pronto».

La petición del Grupo de Trabajo es que no haya un aumento de restricciones migratorias a los venezolanos, porque eso, lejos de solventar la crisis humanitaria que vive Venezuela, «la va a agravar». Cierto: las condiciones de los países receptores no son, económicamente hablando, las idóneas y la ONU apenas ha recaudado 21 por ciento de lo estimado en el Plan de Respuesta Regional para Migrantes y Refugiados Venezolanos, pero habrá que enfrentar esta crisis de inmediato.

Un desafío inédito

Esta crisis es un «desafío inédito para la región, para los países miembros de la OEA y el resto de la comunidad internacional». La gran mayoría de los venezolanos en el exilio podrían impactar positivamente las economías de los países receptores. Al tiempo que la gran mayoría ha expresado al Grupo de Trabajo de la OEA que «cuando las cosas cambien» en Venezuela van a regresar a su tierra.

El Informe termina diciendo que para lograr la integración de millones de venezolanos «que huyen dramáticamente», resulta urgente «crear las bases de un consenso regional que garantice la protección permanente e integración de los venezolanos», mientras dure la crisis en su país. «Sera la mejor contribución del continente a corto plazo por la prosperidad que se generará en las naciones receptoras y al largo plazo con el entorno de muchos venezolanos capacitados para aportar en la reconstrucción de su país».

En otras palabras: no hay tiempo que perder. Y Maduro lo que intenta, justamente, es ganar tiempo. Eso no lo dice el Informe de la OEA. Pero está implícito en este llamado regional ante una crisis que no conocía el continente americano.

Publicado en la edición impresa de El Observador del 14 de junio de 2019 No.1253

Artículo original publicado en:

https://es.aleteia.org/2019/07/07/no-hay-tiempo-que-perder-los-venezolanos-necesitan-de-latinoamerica/

La crisis del plástico

La ciudad de Querétaro es, a partir del primero de agosto, y según dicen sus autoridades, la primera ciudad latinoamericana en prohibir el uso de bolsas de plástico en los comercios, las pequeñas tiendas y los supermercados.

La medida ha sido antecedida por una intensa campaña cuyo lema es bastante pegajoso y que manifiesta la necesidad ciudadana de poner su granito de arena en la conservación del medio ambiente: “¡Sin bolsa, por favor!”. Continuar leyendo

Vivir “de prestado”

La crisis que vivimos en esta cuesta de enero no es de antier.  Viene de muchos años atrás.  ¿Cuántos?  Desde que la Revolución se bajó del caballo y se volvió institucional.  Antes eran las balas las que arreglaban las cuentas.  A partir de la década de los cuarenta del siglo pasado, son los planes, los mitos, las mentiras convertidas en verdades y las verdades convertidas en secretos.

En octubre de 1995, al recibir la Medalla Belisario Domínguez, el historiador mexicano Miguel León-Portilla advirtió, en presencia de los senadores y del presidente (Ernesto Zedillo) el riesgo que estaba corriendo México de “vivir de prestado”.  Vivíamos –y vivimos—“de prestado”, mandando casi 30 millones de mexicanos a encontrar oportunidades de trabajo y vida digna a Estados Unidos.  Continuar leyendo

1

A mi modo de ver

… estamos en el vértice de una de las encrucijadas más complejas de nuestra historia moderna.  Por un lado, la amenaza del nuevo gobierno de Estados Unidos; por el otro, la incuestionable corrupción que carcome todos los espacios de la nación mexicana.  Y, mirando las noticias, la crisis de valores fundamentales en que se suceden asesinatos, violaciones, robos, ultrajes (las mujeres son recipiente de una agresividad insospechada), desviaciones de fondos por los políticos, apología de la violencia, tráfico de armas y ausencia general de orden, de ley, de amor por el prójimo, de respeto y ayuda al más pobre… Continuar leyendo

Un día, las bienaventuranzas, se cumplirán

JoseAntonioPagolaEl libro de José Antonio Pagola Jesús y el dinero (PPC, 2013), representa una lección para discutir entre nosotros, con nuestras familias, sin importar de cuántos recursos disponemos. También para los gobernantes, nuevos y viejos; para los que estén interesados en servir a la gente, no en servirse de la gente.

Parte del hecho siguiente: la crisis que vivimos no es nada más una crisis económico-financiera: es una crisis de humanidad. Hoy menos que nunca estamos dispuestos a padecer-con el otro. Continuar leyendo

El Chapo como personaje

chapoMe llamó poderosamente la atención cómo fue presentada por el Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, la fuga del Chapo del penal de alta seguridad del Altiplano. Sin la menor muestra de desánimo, el Comisionado narró el guión de una película de Hollywood.

Un kilómetro y medio de túnel; lo ancho, lo alto, las herramientas, la motocicleta y los rieles, de dónde a dónde iba. Solamente le faltó declarar que el señor Guzmán Loera estaba pasando a la leyenda, como Chucho el Roto o Pancho Villa. Continuar leyendo

Restos del Naufragio

España y muchos otros países europeos, así como Estados Unidos, atraviesan por una enorme crisis económica que puede hacer estallar la de por sí muy débil economía mundial. Cuando se sientan a pensar en el por qué, los gurús de la política, de la economía, de las finanzas, se olvidan de lo esencial: de que solamente es la familia estable –papá, mamá e hijos—la que puede consolidar una sociedad. Continuar leyendo

La Iglesia apoya en la lucha contra el crimen

Una entrevista con Jorge Traslosheros, doctor en historia e investigador de la UNAM. Hace unas semanas, el presidente de México, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, se reunió con importantes líderes religiosos del país para tratar de delinear en conjunto una estrategia de combate al crimen organizado y, particularmente, al narcotráfico.

Continuar leyendo

Fidelidad

FidelidadLos pecados contra el sexto mandamiento se han multiplicado, incluso dentro de la propia Iglesia católica. Es una pena, una terrible pena. Pero se explica (aunque no se justifica) por la atmósfera súper erotizada que han creado los medios de comunicación. Todo vale con tal de que cumpla con acrecentar mi propio placer. Usar al otro, hacerlo objeto de mis apetencias, destruir la familia, acabar con la virtud, con el valor, con la práctica de la fidelidad…

Continuar leyendo