Un estilo personal

papafranciscoHa pasado, como un suspiro, el primer año de pontificado de Francisco. Aún no nos reponemos de tantas sorpresas. Cada día es diferente. Y cada jornada es un hecho inédito en la historia de la Iglesia católica. Me pregunto: ¿dónde están aquéllos que profetizaban a los cuatro vientos que el elefante anquilosado y renqueante ya era incapaz siquiera de reformarse? No me refiero a las portadas de revistas como The Rolling Stone; me refiero a las voces avinagradas de dentro y fuera de la Iglesia, a quienes les molestaba la infalibilidad de Benedicto XVI porque afectaba a su propia infalibilidad…

En fin, mulas habrá siempre en el camino de los arados. Y surcar la tierra con la semilla del Evangelio no es algo que le guste a quienes suelen vivir del no y de la rebeldía incautada por los intereses a los cuales defender, porque propician su propio poder. Una rebeldía farisaica e inútil que se ha topado con un genio de la comunicación llamado Jorge Mario Bergoglio. ¿Genio de la comunicación? Habla claro, directo, y enraizado en la Escritura. La certificación de calidad en un mensaje como el del Papa se llama coherencia. Decir lo que se hace y hacer lo que se dice. Es el líder moral indiscutible en el mundo. Por la sencilla razón de que es razonable. Y presenta a la gente la Palabra en estado puro: la razón que da razones.

Entre el vocinglero de los medios y la cháchara de la publicidad, Francisco asume el sentido del lenguaje: la verdad.

Artículo publicado en el Boletín de CELAM, 12 de marzo de 2014.

Comentarios cerrados.

 

Leer más
La solidaridad en la lucha contra la pobreza

Santa Fe de Querétaro es una asociación civil que opera, desde hace más de diez años, en este territorio del...

Sin saber sumar

«Los resultados de la segunda edición del Examen Nacional del Logro Académico en Centros Escolares de Bachillerato indican que poco...

¡Es la Iglesia!

La semana pasada tuve el privilegio de vivir dos acontecimientos que me hablan de una primavera de la fe en...

Cerrar