¿Qué? La Iglesia

temploUn crítico local quiso pasar por figura y le endilgó un réquiem a Ratzinger, a quien le llamó «encubridor» de «horripilantes» crímenes.  Es demasiado como para no responderle con un número especial de El Observador sobre eso que el crítico de marras juzga «una institución decadente».

Podríamos irnos a los números.  Pero los números no son los que forman el corazón de nuestra Santa Madre. 

Leer el resto de la entrada »