Tiburón a la vista

televisaLa esencia del tiburón de la comunicación es parecida al del tiburón de los mares: cuando tiene hambre, se come lo que hay en el entorno. Aunque en Televisa hay talento para la caza. Vieron la oportunidad de la TV por cable. Y van por ella.
La semana pasada el Grupo Televisa anunció que adquiría 95 por ciento de las acciones de Tenedora Ares, propietaria de 51 por ciento de las acciones representativas de la operadora de Cablecom, una fuerte televisora de cable que ha aguantado los vaivenes de la digitalización y ahora se presenta como alternativa tras los apagones analógicos. Televisa desembolsó por Cablecom siete mil millones de pesos en instrumentos de deuda convertibles por la participación de casi el cien por ciento de la empresa de televisión por cable.

En el anuncio —hecho a la Bolsa Mexicana de Valores— Televisa va con cautela y le deja a Ares una puerta abierta para que, si quiere, pueda participar más adelante hasta con 49 por ciento de Cablecom. Cosa que muy poca gente cree que pueda suceder, pero que es un guiño a la Comisión Federal de Competencia para que no la califique como un monopolio. Y la multe, como lo hizo hace mes y medio por andar compartiendo consejeros con Iusacel. Pues si hay vía libre para quedarse con Cablecom, Televisa tendrá en sus haberes tres cadenas de televisión por cable, junto con Cablevisión y Cablemás. Y si a eso le agregamos la operadora satelital Sky, poco le queda por abarcar…

Cablecom no es poca cosa, aunque para el tamaño de Televisa representa más una oportunidad de ganar pequeños mercados que de reforzar sus finanzas. En la actualidad, según el reporte ofrecido por Televisa a la Bolsa Mexicana de Valores, Cablecom ofrece servicios de televisión por cable, datos y telefonía a 1.2 millones de suscripciones a sus servicios, setena por ciento de ellos usan la TV por cable y el resto los servicios de Internet y telefonía. Las ventas estimadas por Cablecom el próximo año podrían llegar a los cuatro mil millones de pesos, con lo que el retorno de capital para el monopolio televisivo podría llegar en un plazo muy corto de tiempo.

La cacería, más adelante, dicen los analistas del sector, está dirigida a comprar por parte de Televisa la empresa Megacable Holdings para ampliar más aún su presencia en el mercado de la televisión restringida, una vez que el mercado de televisión abierta comienza si no a declinar, sí a presentar dificultades, con aquello del apagón, las cajitas decodificadoras y el boom de Internet. Los servicios digitales van a ir al celular o a la propia tele de la casa.

Publicado en Revista Siempre!

Comentarios cerrados.

 

Leer más
Abracadabra

Llama poderosamente la atención que los medios periodísticos del centro de México, los considerados “nacionales”, principalmente por asentarse en la...

Apuntes sobre la familia y los medios (desde el lenguaje de los medios y la realidad de la Iglesia Católica en el siglo XXI)

La importancia que han alcanzado los medios de comunicación así como la comunicación digital es indudable. Para la gran mayoría,...

Change.org

El manifestódromo —ése con el que ha soñado las autoridades civiles y municipales para quitarse de encima las manifestaciones a...

Cerrar