“Cero violencia; cien por ciento ternura”

Frente a las cámaras, los políticos de la región —no excluyo a ninguno— se llenan la boca hablando de la niñez como la llave, la esperanza, del futuro. Están, según ellos, volcados a cumplir sus sueños “porque a ellos pertenece el futuro”, etcétera.

Pero la realidad es otra. Los sueños y alegría de 100 mil niñas, niños y adolescentes, en los últimos tres años, se vieron truncados mientras cruzaban la frontera en México para llegar a Estados Unidos; exponiéndose a la violencia, los peligros del camino, la trata de personas, la venta de órganos o la explotación sexual, provocando una verdadera crisis humanitaria, la cual la región es responsable de enfrentarla.

Esto es lo que se desprende de la reciente campaña “No más violencia a nuestros niños y niñas”, lanzada por la organización no gubernamental World Vision, en compañía de Cáritas América Latina y El Caribe, el Departamento de Justicia y Solidaridad del Consejo Episcopal Latinoamericano y otras organizaciones civiles, religiosas y gubernamentales.

Se trata de una iniciativa sin precedentes del “Proyecto Centralidad de la Niñez”, que especifica que éste es “el momento de reaccionar”; el momento de transformar la realidad de quienes tienen la esperanza de cambio (y que la están perdiendo por culpa de la violencia y la pobreza en muchos países de América Central, México y El Caribe).

La primera parte de la campaña consiste en una serie de videos, los cuales muestran diversos escenarios de injusticia, pobreza y marginación en la que viven millones de niños en nuestra región.

Tan sólo en Latinoamérica, mueren a diario 220 niñas y niños producto de la violencia y cerca de 5.7 millones se ven obligados a trabajar, lo que afecta a su crecimiento. Además, cabe señalar que en el mismo continente, más de un millón de niños son víctimas de explotación sexual cada año.

El llamado está dirigido a los gobiernos, iglesias, organizaciones, maestros, periodistas “y, en general, a todos aquellos que escuchen en Latinoamérica el clamor de los niños que sufren violencia física y emocional”.

El tema de uno de estos videos que ha puesto en circulación la campaña lleva el enfático nombre de “Cero violencia, 100 por ciento ternura”. En el video se muestra a una serie de niños jugando en medio de la naturaleza y a una niña pequeña vendiendo flores en un crucero. La leyenda dice: “5.7 millones de niños trabajan sin tener edad para hacerlo”.

“Puede ser difícil hacerle frente a esta realidad, sin embargo, el trabajo no se puede detener. La violencia a los niños tiene que parar”, termina diciendo el promocional de esta campaña necesaria, urgente.

Publicado en la revista Siempre!

Comentarios cerrados.

 

Leer más
Apuntes sobre la familia y los medios (desde el lenguaje de los medios y la realidad de la Iglesia Católica en el siglo XXI)

La importancia que han alcanzado los medios de comunicación así como la comunicación digital es indudable. Para la gran mayoría,...

Cuando la tele enseñaba a rezar

Los de mi generación se habrán de acordar de La Familia Telerín, seis niñitos de caricaturas, que cantaban «Vamos a...

Cartas del diablo a su sobrino

Se trata de uno de los textos más famosos del estupendo escritor inglés C. S. Lewis, quien en los últimos...

Cerrar