El Sermón de la Montaña

Para muchos, tal vez, el Sermón del Monte puede sonar a fábula, a idealismo ingenuo, quizá lejano, imposible y francamente contrario a la realidad que vivimos envueltos por el poder, el dinero, la fama, el consumo y la felicidad barata de los bienes de esta tierra.

Como dice fray Sergio Hernández Moreno, OFM: «Confiar en Jesús, en su palabra y en su Reino es algo que no tiene cabida en la vida práctica del cristiano aplastado por el mundo consumista. A este cristiano secularizado le basta ir de vez en cuando a la iglesia, y que su vida corra por el camino de un egocentrismo intimista y personal».

Las palabras del Sermón del Monte ofrecen un camino distinto de los senderos de este mundo, pero exigen decisión, firmeza, fidelidad y fortaleza, porque toda decisión y opción incluye necesariamente una renuncia. El símbolo del «monte» nos habla de cruz que implica llegar a la cima, nos habla de la cercanía de Dios que sólo se consigue con una respuesta de esfuerzo.

No sólo buenos deseos

En este sencillo texto el padre Sergio nos recuerda que en el seguimiento de Jesús las Bienaventuranzas nos impiden «quedarnos en buenos deseos». El Sermón del Monte quiere que el Evangelio se convierta en acción concreta y visible, que sea «sal y luz» del mundo. No es la idolatría de la miseria o de la esclavitud, sino el sentido cristiano de la responsabilidad humana animada por el Espíritu del Señor.

El fraile franciscano asegura que las Bienaventuranzas «nos exigen una actitud nueva ante el mundo que nos rodea; no condena ni demoniza este mundo, pero esas palabras nos descubren un Reino que no admite dudas ni vuelta atrás. Hay que subir, sudar, dejar atrás lo que nos estorba, lo inútil y cómodo que nos impide llegar a la meta para contemplar al Creador y la belleza de su creación». Este es el camino de nuestra liberación cristiana.

En suma, fray Sergio nos ofrece valiosos puntos de meditación que nos permitirán una comprensión cristiana y humana de esta catequesis antigua y moderna, pero siempre fundamental para el seguimiento de Jesús. El autor expresa su deseo de «que las Bienaventuranzas sean alimento para nuestra fe, fuerza espiritual que podamos vivir y compartir para que el Reino de Dios tenga geografía y biografía».

HERNÁNDEZ Moreno, Sergio, El Sermón de la Montaña, Koinonía, México, 2008, 111 páginas.

Puede adquirir este libro en la oficina del Templo de San Francisco de la ciudad de Santiago de Querétaro, en Vergara # 2 Sur, esquina Cinco de Mayo, teléfono: (442) 212-04-77.

Comentarios cerrados.

 

Leer más
EE.UU. una novena en el 43 aniversario de la legalización del aborto

“Nueve días por la vida” es el período elegido por la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) para...

Bohemios de Internet

Estados Unidos, Canadá, China y Corea del Sur ya cuentan con clínicas de desintoxicación para niños adictos a los videojuegos....

Una persecución que no cesa

Cada año parece la misma historia, pero creciendo.  El derecho primario a la libertad religiosa está siendo pisoteado aún en...

Cerrar