Aviso a caminantes

La Iglesia no solo produce buenos católicos.  También buenos ciudadanos.  Pero con una condición: que tanto sacerdotes como laicos sepamos dar un paso adelante.  Decir, “sí quiero”.  Como en el altar, a la hora del matrimonio.

El paso adelante consiste en salir de la zona de confort. Ser católicos –y, por tanto, ciudadanos—de tiempo completo.  Echarle la culpa al gobierno, al paso del cometa, a Estados Unidos o a la televisión vía satélite, al PRI, al PAN, al PRD…, es facilísimo.  Lo que no es ni remotamente fácil es sacudirnos la modorra.  Decir, “eso es papel de los laicos” o “que los curas no se metan en mi vida”. Continuar leyendo

Sin civismo no hay ciudadanía

“La formación cívica de los jóvenes mexicanos presenta un avance significativo respecto a 2009. Sin embargo, sus niveles de desempeño se encuentran muy por debajo de la media internacional”. Esta es la principal conclusión a la que llega el Estudio Internacional de Educación Cívica y Ciudadana 2016, realizado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Logro Educativo y publicado en noviembre pasado por el Instituto Nacional para la Evaluación a la Educación de México. Continuar leyendo