Del grito a la acción

¡Viva Cristo Rey! fue el santo y seña de los cristeros.  Incluso al momento de ofrecer su pecho a los fusiles del “supremo gobierno”.  En el paredón era donde probaban su fe.  Hoy el paredón es otro.

El reinado de Cristo ya no se testimonia a balazos, sino en la vida cotidiana.  Ir en contra de la corriente es el martirio moderno, diría el Papa San Juan Pablo II.  Y Santa Teresita recordaba, una y otra vez, que los nuevos santos, los de nuestra época, estarían insertos en el mundo.

Leer el resto de la entrada »