Vida y muerte

La incidencia de catástrofes nos ha acercado al tema de la muerte.  Y con ello, al asunto más relevante de nuestra vida: el Juicio Final.  ¿A dónde iremos al morir?  Es costumbre escuchar en misas funerales, en los velorios, que se le dice a los deudos: “ya está con Dios”; “ya descansa en el cielo”; “ya goza de la visión beatífica”; “ella (o él) está mejor que nosotros”, etcétera.  Cada uno tiene la fórmula para salir del paso.  En el fondo, queremos creer que la Misericordia de Dios suple siempre a su Justicia.

Leer el resto de la entrada »

“El otro triunfo del terrorismo”

Martín Caparrós acaba de escribir un artículo muy interesante —que reproduce The New York Times en Español— sobre “El otro triunfo del terrorismo” —refiriéndose al video, que ha circulado millones de veces en redes sociales, en el que la policía catalana abate al supuesto quinto terrorista de los atentados de Las Ramblas.

Desde luego, el tema que trata Caparrós (y cómo lo trata) no es políticamente correcto. Habla de nuestra imbecilidad con respecto a la muerte de los malvados. De nuestra dejadez extrema como lectores, como usuarios de los medios, como espectadores de una historia ya no contada por un loco simpático, sino por un alterado sinvergüenza.

Leer el resto de la entrada »

Pero, ¿qué es esto?

Victor BarrioHace poco murió en el ruedo de Teruel (España), el torero Víctor Barrio.  El tercer toro de la tarde, de la ganadería de Los Maños (de nombre “Lorenzo”) le atravesó el pulmón y el corazón.

Nos guste o no las corridas; seamos “animalistas” o “taurófilos”, la muerte violenta de un ser humano que se está ganando la vida como puede, ha de llenarnos de tristeza.  Algo de mí muere con él, según el poema de John Donne. 

Leer el resto de la entrada »

Suicidios: un aumento ominoso

suicidioUna nueva locura recorre el país. Una locura que puede ser evitada si hubiese menos exposición a los medios, menos “pactos” en Internet, más atención de padres y maestros y más oportunidades de trabajo en México. La locura del suicidio de niños, adolescentes y jovencitos. Hombres y mujeres; ricos y pobres.

La verdad es que el panorama era desolador en lo que se refería a la atonía infantil y juvenil que se vive en muchas casas y escuelas a lo largo de la nación.

Leer el resto de la entrada »