Hambre, África, nosotros

En pleno siglo de la información global, es difícil, casi imposible, que no sepamos lo que pasa en África.  Sin embargo, casi siempre nos encogemos de hombros: “África está muy lejos”.  Luego, procuremos consolarnos con este razonamiento: “Mejor ayudo aquí”.  Finalmente, ni allá ni aquí.

Es el Domingo de la Misericordia, instituido por San Juan Pablo II para recordarnos que Cristo sigue sufriendo persecución, exilio, hambre y sed. La Misericordia del Padre –esa que nos fue regalada y que nos hace tener esperanza—pide, exige convertirse en obras concretas. 

Leer el resto de la entrada »

Misericordia: un regalo para regalar

Tal vez digamos: “África está muy lejos”.  Luego, procuremos consolarnos con este razonamiento: “Mejor ayudo aquí”.  Finalmente, ni allá ni aquí.  Este Domingo de la Misericordia.  El Observador posibilita una oportunidad de aliviar la emergencia material y espiritual de un continente que grita ¡ayuda! en diversos idiomas.

La Misericordia de Dios es un regalo que todos recibimos gratis.  Y los cristianos –para hacer creíble nuestra fe—debemos devolverlo de forma objetiva: que se vea, que se sienta.  Más aún, que se vea y se sienta en aquellos que ni nos conocen ni nos podrían conocer jamás. 

Leer el resto de la entrada »

Actos y no palabras

papafranciscoenasisEste número de El Observador el Tema de la Semana está dedicado a explorar los actos concretos con los cuales podemos extender –hasta el fin de nuestra vida—el testimonio más eficaz de nuestra fe: la misericordia.

El Papa Francisco –con sus Viernes de la Misericordia (de los que hacemos un recuento en la página 4)—nos deja un listón muy alto, pero perfectamente alcanzable: fue a visitar, acompañar, conversar e integrar a drogadictos en recuperación, discapacitados mentales, mujeres marginadas, personas en estado vegetativo, ancianos, ex sacerdotes, recién nacidos y niños en fase terminal, una casa hogar

Leer el resto de la entrada »

El nombre de Dios

Roberto BenigniHemos perdido esa valiosísima costumbre.  Mi suegro, la usaba cada vez que iba a emprender una acción: “En el nombre sea de Dios”.  Luego agregaba: “Y de María santísima”.  Volteaba su mirada pícara y te decía: “Con esa compañía, ¿qué cosa mala te puede pasar?”  Ninguna, por supuesto.  Pero ya no lo decimos.  ¿Será porque ignoramos el verdadero nombre de Dios?

Leer el resto de la entrada »

¿Qué tiene el Papa que tanta amistad procura?

papafranciscoyninoMe robo, desvergonzadamente, el primer verso del famoso soneto de Lope de Vega (¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras?) para distorsionarlo y preguntar por el “secreto” de Papa Francisco en la vuelta a la Iglesia de muchos que andaban fuera, y en la alegría de tantos no creyentes que han visto surgir, de donde menos se imaginaban (porque no conocen el corazón de la Iglesia) el liderazgo espiritual, adherido a Cristo, que su alma anhelaba.

Leer el resto de la entrada »

Para los que se duelen

kasperLa intervención del cardenal alemán Walter Kasper en el reciente consistorio de los cardenales celebrado por el Papa Francisco, de cara al Sínodo de la Familia, levantó revuelo. Muchos han escuchado de los medios de comunicación, que la Iglesia va a cambiar ya sus “políticas” –así lo dicen—en materia de acceso a la Eucaristía de los divorciados vueltos a casar. “Es cuestión de tiempo”, aducen los comentaristas sabihondos. En el mismo paquete incluyen el fin del celibato sacerdotal, el “matrimonio” homosexual y la ordenación de mujeres sacerdotes…

Leer el resto de la entrada »

La historia de la humildad

papafrancisco-ordenacionesabril13El Papa Francisco ordenó a 10 sacerdotes de la diócesis de Roma el pasado 22 de abril. Fiel a su costumbre, a la que nos vamos, gozosamente, acostumbrando, pronunció la «Homilía Ritual» del Pontifical Romano para la ordenación de sacerdotes, pero la aderezó con unos comentarios que mezclan la ternura, el buen humor, la perspicacia y el salero propio del cada día más agigantado (en su sencillez) padre Jorge Mario Bergoglio.

Leer el resto de la entrada »

Demoler lo sagrado

Ataques a la IglesiaLa radiografía de los ataques brutales a la Iglesia, por los casos de pedofilia de algunos religiosos, sobre todo en Alemania (infames, sí, pero inflados de una manera exorbitante por los medios de comunicación), da como resultado, en la opinión de gran cantidad de católicos, el esqueleto de un enfermo terminal.

Leer el resto de la entrada »