La mejor compañía

Decía Joseph Ratzinger que la mayor sabiduría es el temor de Dios.  Para el mundo esta sentencia es un disparate: la mayor sabiduría es, entre nosotros, la del que hace daño, se beneficia del daño y sigue viviendo como si nada.

En su meditación el cardenal Ratzinger destaca que existe un “miedo justo”.  No el temor a la muerte, al infinito, a la soledad, sino el temor a la pérdida de nuestra amistad con Dios.  Por culpa de la absoluta indiferencia hacia su obra creadora.

Leer el resto de la entrada »

Los Legionarios fueron realmente traicionados por su fundador

jesuscolinaJesús Colina es uno de los periodistas católicos más reconocidos en la actualidad.  Su trayectoria, primero como fundador y director general de Zenit y ahora como presidente de Aleteia ha sido fundamental para la profesionalización del sector y semillero de iniciativas en Europa y América Latina en esta área –la comunicación y el periodismo desde una perspectiva católica—que antes de él poco se vislumbraban como posibles.

Leer el resto de la entrada »

¿Qué? La Iglesia

temploUn crítico local quiso pasar por figura y le endilgó un réquiem a Ratzinger, a quien le llamó «encubridor» de «horripilantes» crímenes.  Es demasiado como para no responderle con un número especial de El Observador sobre eso que el crítico de marras juzga «una institución decadente».

Podríamos irnos a los números.  Pero los números no son los que forman el corazón de nuestra Santa Madre. 

Leer el resto de la entrada »

Sede Vacante

sede-vacanteEl jueves 28, a la una de la tarde, tiempo de México, inició un período inédito en la historia de nuestra Iglesia: Joseph Ratzinger en Castel Gandolfo (estará ahí por dos meses), el departamento papal sellado y el anillo del Pescador destruido.  Algunos días en los que los únicos que no cesaron de sus funciones fueron el Camarlengo (Bertone), el Penitenciario (Monteiro) y el Vicario de Roma (Ballini).  Al Vaticano lo gobierna el colegio de cardenales.  Y a la Iglesia, el Espíritu Santo.

Leer el resto de la entrada »

¡Mil gracias a usted, Santo Padre!

papa-graciasSu renuncia nos llenó, en principio, de tristeza y estupor. Han sido ocho años que han calado hondo en nuestro corazón y, lo más importante, en nuestra fe. Pero, en un segundo momento, hemos comprendido, aun con nuestras deficiencias, la grandeza de un gesto como el suyo, Santo Padre. Un gesto que demuestra que, cuando se tiene a Dios, nada nos turba, nada nos espanta. Porque «Dios no se muda». Y porque «la paciencia todo lo alcanza».

Leer el resto de la entrada »

La intimidad de un gesto

papa-renunciaTodo ser humano se encuentra solo ante la inmensidad de la existencia. Sostenida por un soplo que no se entiende pero se siente, la mirada se aviva ante el infinito, ante el misterio de los orígenes. Joseph Ratzinger es un hombre ante su debilidad, Benedicto XVI un Papa ante su misión; las razones sobran cuando se ama.

La vida pasa de forma vertiginosa entre los estudios, las obligaciones, las promesas cumplidas e incumplidas, el silencio y el ruido, la noche y el día; nada detiene el tiempo, nada nos permite desandar el camino recorrido.

Leer el resto de la entrada »

Un Papa futbolero

Benedicto XVI confiesa en sus memorias que nunca fue bueno para el deporte.  Es más, los torneos en su escuela le causaban temor.  A diferencia de Juan Pablo II, que fue portero en el equipo de su pueblo (a veces reforzaba al de los judíos), y cuentan sus contemporáneos que era bastante bueno.

Leer el resto de la entrada »

Espera y esperanza

Llega la época más bella del año. Y no justamente por las luces, los regalos, las fiestas, sino porque el Hijo de Dios se nos hace presente de una manera dulcísima: en la figura de un niño recién nacido. De forma misteriosa, el Adviento nos muestra que «Dios no se ha retirado del mundo», como decía en un famoso ensayo el cardenal Joseph Ratzinger. Él está aquí, un niño pequeño, adorable, humilde. Él es la espera y la esperanza.

Leer el resto de la entrada »

Retorno a Roma

La noticia fue tan importante que El Vaticano, concretamente el cardenal William Levada, sucesor del cardenal Joseph Ratzinger al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, tuvo que usar Facebook para convocar a los periodistas y que no le «ganaran» las interpretaciones espectaculares: los anglicanos podrán volver a Roma, después de casi cinco siglos de separación.

Leer el resto de la entrada »