iPhone 5

La nueva versión del celular de Apple ha causado furor, incluso entre aquellos a los que les importa un pepino la tecnología. Cada lanzamiento de iPhone supone una andanada de artículos, comentarios y falsificaciones. Engaños al por mayor, como el que sucedió en China, donde miles compraron, en pre-venta, el aparato. Y no había ni aparato, ni empresa vendedora.

Se esfumó. El iPhone 5 trae tecnología 4G o LTE (Long Term Evolution). Los jóvenes que tienen iPhone se hacen aguas la boca con este aditamento. Cuando se les pregunta qué diferencia tiene con el 4 o con el 3G, se le quedan mirando a uno como si no supiera la fecha del día en que cae la Navidad. Apple ha sido tan vanguardista en tecnología y diseño como en mercadotecnia. Todo el mundo espera con ansiedad sus productos. Aunque no los vaya a usar jamás.

El pasado 12 de septiembre fue la presentación mundial del iPhone 5. Muchísima gente dio por descontado en México que aquí también podría adquirirlo, como más, a fines de septiembre, principios de octubre de este año. No será así, o al menos es lo que dicen los misteriosos operadores de Apple, que siempre prefieren permanecer en el anonimato. La razón es que en México no está disponible una red de telefonía celular capaz de operar 100 Me­gabits por Segun­do (que es lo que “necesita” el iPhone 5). Está tan retrasada que “solamente” corre a 80. No hay garantía que el aparato funcione a las mil maravillas.

Lo cual quiere decir lo siguiente: vas a comprar un Ferrari pero lo vas a tener que pilotear en un camino con baches. Puedes subirle a 250 kilómetros por hora, hipotéticamente. Pero en la realidad, vas a llegar a 120. Y con peligro de caerte en un hoyo y amolar la suspensión. Sin embargo, eso a Apple le tiene muy sin cuidado. La empresa más rentable de la historia de la humanidad, no se va a excusar ante, por lo menos, cien países que están impedidos de usar el iPhone 5 en las capacidades que éste posee. El lanzamiento es para los grandes mercados, Estados Unidos a la cabeza. Ellos sí podrán usarlo a plenitud. Los demás, a medias tintas.

El iPhone lleva poco más de cinco años como el Smartphone más codiciado. Algunos usuarios le sacan, apenas, el quince por ciento de su potencial y aplicaciones. Es muy caro y México resulta un mercado poco atractivo, pues aquí nos da por heredar de familiares a familiares los aparatos. Cada año hay uno nuevo. Y cada año se repite la euforia. Impresionante con este iPhone 5. Pero en las cosas de Apple, nunca se puede estar seguro de que lo impresionante habrá de repetirse con el iPhone 15 o 25 . Son unos genios del uso de la “sociedad líquida” y de sus inseguridades.

Publicado en Revista Siempre!

Comentarios cerrados.

 

Leer más
Change.org

El manifestódromo —ése con el que ha soñado las autoridades civiles y municipales para quitarse de encima las manifestaciones a...

Cámara chica

Los medios son escasos, la inventiva es alta en Cuba. Por decir un ejemplo reciente, 80 niños de distintos municipios...

Si te dicen que leí…

Es muy complicado pensar en una nueva cultura democrática para México sin el acompañamiento de la lectura. Lejos del romanticismo...

Cerrar