En busca del alma mexicana

Se presentó el Almanaque de la historia de México, de Jaime Septién, primera obra en México de la editorial Ciudadela. Almanaque de la historia de México es una forma amena de contar la historia, es una manera  de saber lo que sucedió en México el día en que tú naciste, esa fecha en que te casaste o cuando nacieron tus hijos.

El año pasado fue de bicentenarios y centenarios, por lo cual hablar de historia se puso de moda; libros y artículos se hicieron al por mayor. En esta cascada de publicaciones hubo cosas buenas y malas. Pero hacía falta un toque de originalidad, que, sin dejar de ser historia, fuera fácil de leer por todos los públicos, y que estuviera narrado con el sabor de la buena letra y el rigor de la ciencia histórica.

Un libro así se publicó en el último trimestre del 2010, y es motivo de orgullo para los que formamos la familia de El Observador, pues fue escrito por nuestro director, Jaime Septién.

Almanaque de la historia de México es una forma amena de contar la historia, es una manera  de saber lo que sucedió en México el día en que tú naciste, esa fecha en que te casaste o cuando nacieron tus hijos. No podría ser menos: un almanaque «es un libro que nos invita a detenernos cada día para revisar los acontecimientos relevantes, interesantes, curiosos o anecdóticos que tienen que ver con ese día», así de simple, pero, al mismo tiempo, una forma pedagógica de adentrarnos en la búsqueda de nuestra alma nacional. Algo que en estos tiempos no solo es necesario sino urgente.

El acto

La presentación fue el 14 de diciembre del 2010; el marco fue el templo barroca de Santa Clara. Ante amigos y lectores de El Observador, la Sociedad Coral Queretana abrió las actividades de la noche interpretando tradicionales villancicos y algunas piezas de música sacra. Tras este gozo para los oídos, inició formalmente la presentación del libro.

Los comentadores

Fue una presentación de lujo, pues quienes comentaron el libro fueron el obispo de Querétaro, don Mario de Gasperín, y el jefe académico de Ciencias de la Salud de la UNIVA, Pablo Castellanos López.

El Obispo mencionó que esta obra es «una contribución generosa y sabia a las celebraciones del bicentenario y centenario» de la Independencia y la Revolución Mexicana. Resaltó que es un texto que ofrece «cada día una dosis para comprender mejor la historia patria, la macro y micro historia, una parada en el camino acompañada de un momento de reflexión» que nos ayudará a entender nuestro pasado como nación para saber nuestro futuro como país.

Aparece la poesía

Para terminar, Maité Urquiza, declamó fragmentos de Suave Patria e hizo vibrar a los presentes con el ritmo y cadencia que imprimió a los versos.  El autor comentó la intención del libro y los afanes pasados en su elaboración, y agradeció la confianza de la editorial española Ciudadela Libros para encabezar con esta obra su incursión en territorio mexicano.

Finalmente los asistentes disfrutaron de un brindis, donde no sólo se compartieron bocadillos, sino charlas amenas y parabienes.

Reseña por Omar Árcega Escobedo

Comentarios cerrados.

 

Leer más
¿Qué es mejor: la privacidad o la seguridad?

Cuando el pasado mes de febrero, el Pew Research Center (PRC), una empresa de encuestas y estudios de referencia obligatoria...

El mundo al revés

La masacre del bar de Orlando, Florida, vuelve a poner el dedo en la llaga de Estados Unidos, un país...

México: un paso adelante por la libertad religiosa

 El Senado de la República acordó una serie de modificaciones al texto constitucional mexicano, que fueron consideradas como muy positivas por...

Cerrar